camisa blanca de mi esperanza

15 febrero 2007

Sobre el caso De Juana Chaos

Creative Commons
Confiar en el dolor de un huelguista de hambre que irradia mal con su mirada no es tarea fácil. Han pasado, no obstante, varias semanas, quizá tiempo suficiente para tratar de sacar conclusiones de este dilema ético. Seamos breves:

El primer obstáculo para la absolución son 25 asesinados y 18 años de cárcel. Una condena impuesta desde el código penal español y no desde el propio acusado. Una pena, en cualquier caso, cumplida.

El problema no es que Chaos, encarnación de la barbarie, no se arrepienta, sino que la condena fue insuficiente para que el asesino pagase sus daños y se arrepintiese. Fue un problema de la justicia, y no del condenado, no haber aplicado la pena justa. Chaos, emisario del diablo, cumplió el castigo que se le impuso: 18 años.

La estancia de este odio endémico que es Chaos en la cárcel no tiene desperdicio. Desde allí publica dos artículos en el diario Gara al poco de finalizar su condena. Dos textos que le han costado por parte del fiscal 96 años de cárcel: dos textos. La Audiencia Nacional lo rebaja a 12 años, el tiempo que se tarda en el colegio en apreciar las tetas de tu compañera.

‘Amenazas terroristas por doquier en sus escritos’. Yo sin embargo no he encontrado ninguna. Os invito a que los leáis y me deis la razón: : (El Escudo) (Gallizo).

El Tribunal Supremo ha rebajado la pena por amenazas terroristas a 3 años. Una solución connivente que trata de encubrir la intención de la justicia de hacer pagar a Chaos las incompetencias que ella misma tuvo cuando le condenó por el asesinato de 25 personas.

De Juana Chaos asesinó a 25 personas y ha cumplido 18 insuficientes años de prisión. Ahora es un enfermo mental. Sus textos, como libre ejercicio de la libertad de expresión, no pueden justificar una hora en la cárcel. Los errores que cometen los jueces deben ser pagados por ellos y no por otros.

2 Comments:

Anonymous Alberto dijo...

Hola ciudadano, estabas desaparecido. Por favor mandame tu email en una entrada en mi blog. Yo no lo publico.

05:34  
Blogger Stupor Mundi dijo...

estoy completamente de acuerdo contigo. Lo peor del caso De Juana es que en un país democrático alguién esté en la cárcel por escribir dos artículos. Que coincido contigo que son de lo más light. Bastante más grave es lo que escribió en su novela, y por esa novela no solo no le ha pasado nada, sino que el gobierno Aznar le quitó un año de condena. Pero cualquier escusa es buena para ladrar en la calle...

23:58  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home