camisa blanca de mi esperanza

04 septiembre 2006

World Champions 2006

World Champions 2006
La vuelta de las vacaciones es este año un poco menos dura. Volvemos como campeones del mundo de baloncesto y eso queridos no es nada fácil. Significa una inyección social de los valores que acompañan a este deporte. Porque cada deporte, quizá como cada cosa humana, conlleva unos valores y unas actitudes, una manera de entender y construir la vida. Y estamos de suerte porque los valores del basket son infinitamente más bellos que los del fútbol.
Yo al menos, no conozco que hayan pasado grandes desastres en un partido de baloncesto, como los hay cientos en el fútbol. Hablo de avalanchas, asesinatos, vengalas, agresiones al arbitro, a los jugadores, a los hinchas del equipo rival, y demás tarjetas rojas que el deporte rey porta en su haber.
En un partido de baloncesto las gradas están a medio metro del parqué, sin fosos y sin vallas, donde tienen que estar para significar que aquí se viene a ver espectáculo y a disfrutar del deporte y no a expresar nuestra más vil y primitiva naturaleza violenta.
Así que gracias selección. Por haber ganado el campeonato del mundo de los valores deportivos, de la competitividad sana y constructiva. Por habernos hecho vibrar con cada defensa y ataque. Gracias por haber hecho este verano inolvidable.
¡¡¡Felicidades campeones!!!

1 Comments:

Blogger Eloísa dijo...

Hasta yo estoy contenta, que no veo deportes apenas.
Este equipo transmite compañerismo y nada de divismo, yo creo que es una de las razones por las que funciona.
¡Ah!, se me olvidaba decir que anoche en Madrid tuvimos que sufrir el desodernado corte de la plaza de Castilla, los que pasamos por allí simplemente para llegar a nuestros domicilios estabaos encerrados en una ratonera, la policía desinformaba sobre cómo salir. Entre las obras y esto, estamos más que apañados. Gallardón, ¿qué he hemos hecho nosotros para merecer esto?

18:21  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home